Misery, de Stephen King

 

Stephen King es un escritor que nadie sabe muy bien dónde ubicar. El tiempo dará y quitará razones a detractores y admiradores; en ambos casos, son legión. A mí en particular me gusta, sin que cuente entre los escritores que me llevaría a una isla desierta, pero le reconozco algo de fascinante. Hay muchas formas de escribir, tantas como escritores que han encontrado su propio estilo, su propio reducto de creación. No es exclusivamente un escritor de terror, algo que parece siempre bajar peldaños en el mundo literario, como los escritores en clave de humor que ya comentábamos. ¿Qué es lo que hace grande a este escritor, cuál es el factor diferencial que lo hace único?

Hay que empezar diciendo lo obvio: es un excelente narrador de historias. Esto es algo que en cierto modo debería ser inherente al novelista, saber contar lo que quiere contar; sin embargo, no es para nada habitual en un tiempo en que la novela parece tan alejada de su idea original: nunca estuvo tan lejos la novela de la narración clásica. Muchos de los libros que aparecen hoy por las estanterías patrias y extranjeras enmascaran auténticos tratados filosóficos; en busca de la profundidad psicológica de los personajes se han ido perdiendo las formulas clásicas de la narrativa. A veces esto deriva en libros de entelequias, artificios de psicología y estilo. Le pasa lo mismo al cine; una pequeña parte de nosotros reivindica la aventura, la magia, lo que hizo al cine grande; mientras otra parte mayor aplaude la huida hacia el interior de lo mejor del nuevo cine. Y no digo que esa huida hacia el interior sea mala, digo que le falta el trabajo invisible para que el espectador realmente quiera saber lo que pasará en la escena siguiente. Stephen King no escribe novelas de aventuras, escribe novelas muy psicológicas, pero las cuenta con el cálculo perfecto de los tiempos y de la intriga. Es el gran maestro de la tensión.

Por otro lado, Stephen King es brutalmente honesto: imagina o sueña una historia original y la escribe, la pule, la cuida hasta que queda redonda. Es una fábrica de hacer dinero, pero no porque se publicite muy bien, ni porque sea llevado al cine; lo es porque tienen siempre los dos ingredientes del éxito: una buena historia y la maestría de saber desarrollarla. Su obra es adictiva, tiene el gancho que él define en Misery como el “Tengo”: “Tengo que saber lo que pasa después”. No se lo eleva (o baja) tanto al cine simplemente por la historia: un director o un guionista de cine sabe que, tomando una historia de King, ya tiene los patrones marcados, el guión de la historia. Tiene medio trabajo hecho, la tensión vienen implícita.

Misery es una de las novelas más populares de Stephen King y una de las pocas que pasó la prueba de la conversión a buen cine en 1990, bajo la dirección de Rob Reiner. Llega a ser una gran novela de terror, pero sobre todo es el retrato de una obsesión y de una locura. El argumento: Paul Sheldon, un escritor de novelas muy populares marcado por un personaje, “Misery”, se retira a las montañas de Colorado a acabar su última novela. Ha acabado felizmente con la saga de Misery, que ya odiaba profundamente, y ha escrito una novela que cree realmente buena, más profunda. En el camino de regreso, tiene un accidente de coche y despierta en una habitación de una casa apartada. Ha sido rescatado por la fan número uno de sus novelas de Misery, que presenta claros indicios de locura, y se encuentra completamente a su merced, con las dos piernas muy fracturadas y dependiente de las pastillas que ella le da para el dolor. Con esta premisa, se inicia una novela coral en la que casi todo sucede en una misma habitación y con dos personajes, él y su fan número uno. La situación para él empeora a medida que pasan los días, a medida que aumenta o se manifiesta más contundentemente la locura de ella. La novela baila con el gore en algunos momentos, no sólo físico sino psicológico.  Da miedo también, pero no puedes dejar de leerla. Stephen King no te deja respirar y te da pocas concesiones. No se puede hacer más con dos personajes y una habitación. Novela ampliamente recomendada.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: