Breve historia de las descargas

Los sistemas de descarga que pupulan por Internet tienden a tener variaciones cíclicas. Si consideramos que existe un mercado tecnológico sobre los diversos canales de descargas multimedias, en torno a los tres ejes principales (música, películas y juegos) hay que hablar, necesariamente, de innovaciones de ruptura. El ritmo cardíaco de la propia evolución de estos sistemas lo marca el aumento de la banda ancha.

 Sistemas Peer-to-peer tradicionales. La evolución es compleja y tiene sus ramificaciones. Simplificadamente, podríamos decir que todo empezó en Napster, aquel programa revolucionario que permitía el intercambio de archivos peer-to-peer (de usuario a usuario). La prohibición de Napster abrió el camino a los sucedáneos. La evolución que yo seguí fue la aparición de Kazaa y después de Emule. Muchos usuarios utilizaban simultáneamente ambos programas: Kazaa, para descarga de canciones; Emule y Edonkey, para descarga de juegos y películas, además de canciones difíciles de encontrar. Kazaa tuvo sus sustitutos, como Limewire o el archiconocido Ares, que actualmente es la preferencia número uno en sitios de descarga de programas como Softonic o Uptodown. Emule permanece y sigue siendo el gran almacén de la web. Es lento, no apto para impacientes ni leechers. Pero si la mula no lo tiene, es que no existe.

NapsterKazaaLimewire

AresEmule

 

Archivos Torrent. Paralelamente, surgió un nuevo tipo de transferencia conocida como torrent. Es un tipo de archivo de enlace que no funcionaba por el método tradicional del buscador, sino que se descargan desde páginas web, con un ínfimo peso, y se abrían en un programa específico nuevo donde comenzaba la descarga real del archivo. Han existido muchos programas al efecto: entre los más conocidos, Bittorrent, Azureus y, más recientemente, uTorrent. Este sistema es más engorroso, más incómodo, pero asegura (o aseguraba) más velocidad y más regularidad en la descarga. Era ideal, por lo tanto, para descargar juegos y películas.

Sistemas peer-to-mail. La explosión de este sistema en Internet tuvo mucho que ver con el aumento de la capacidad de almacenamiento de los correos electrónicos, iniciado tímidamente por Yahoo, revolucionado por la aparición del Gmail de Google, y finalmente por la subida forzosa del almacenamiento que tuvo que realizar Hotmail. El paso de irrisorias cuentas de 10 megas a cuentas de 1 gigabyte creó la oportunidad y se hizo la trampa. Empezó, creo recordar, con un programa que se llamaba P2M, que dio nombre al sistema. El sistema era sumamente rápido para los cánones de aquel tiempo, pero también bastante complejo. Se entraba a través del programa a la cuenta de otro usuario, que había facilitado su nombre de Usuario y contraseña en una página web, y se descargaba de forma simultánea una serie de correos electrónicos que tenían adjunto una parte de un archivo. Una vez bajadas todas las partes, se unían a través de un merger (por ejemplo, Hacha o el propio programa) y tenías el archivo completo. Este sistema, evidentemente, era demasiado inestable para permanecer, máxime cuando empezaron a bloquear las cuentas falsas creadas con este único propósito. Ha evolucionado hacia versiones mejoradas tales como Durie o OpenP2M. Sin embargo, a pesar de sus problemas, P2M tiene gran importancia como catalizador de uno de los programas más prácticos que han surgido hasta la fecha: Pando. Utilizando la misma base (el correo electrónico) este programa realizaba transferencias a velocidades endiabladas, y su sistema de descarga era exactamente el mismo que el de los torrents. El principal problema de Pando es el que tiene también la red de Bittorrent: pasado un tiempo (30 0 60 días normalmente en Pando) desde la subida de un archivo sin que haya descargas y resubidas, el archivo caduca o pierde sus fuentes.

Pando

Descargas directas. Descargas directas han existido desde que se popularizó la red, prácticamente. Este sistema, muy de moda últimamente, es perro viejo en este mundo. Sucede que las descargas directas tradicionalmente soportadas eran descargas de freeware o shareware de pesos relativamente pequeños; hoy en día, diversos medios han surgido para bajar grandes archivos a velocidad de línea. También ha contribuido a ello la aparición de buenos gestores de descarga como FlashGet. Últimamente se ha impuesto el patrón de utilizar una serie de servidores de descarga directa que son de pago, pero sin embargo permiten descargas gratuitas con muchísimas limitaciones. Entre ellos, los más populares son Rapidshare y Megaupload. Es el sistema actualmente más rápido, en términos de velocidad de bajada, que puede encontrarse en la red. Sin embargo, según lo que bajes también puede resultar el sistema más lento. Me explico.

Megaupload

El problema de Rapidshare y Megaupload, y los que lo conozcan saben de lo que hablo, es que son de pago. ¿Se puede bajar algo gratuitamente? Sí, pero:

1. Tendrás que esperar un tiempo de 30 segundos para que empieza la descarga en Megaupload y 2.5 minutos en Rapidshare.

2. No puedes descargar dos archivos simultáneamente.

3. No puedes usar acelerador de descargas.

4. Punto crítico 1: Existe un tiempo de espera largo (horas) desde que te descargas un archivo hasta que puedes descargar el siguiente.

5. Punto crítico 2: Los archivos descargados gratuitamente tienen que ser de máximo 100 megabytes.

Con lo cual, si no tienes una cuenta Premium (de pago, o regaladas a veces en promoción), es fenomental para bajarte un disco o algún capítulo de una serie que no ocupe más de 100 megas, pero poco más.

Recomendación final:

Para bajar música, hoy por hoy, Ares. Si tienes problemas de compatibilidad de Ares con Windows Vista, prueba Limewire.

– Para bajar juegos o programas de gran tamaño, Pando. También como recurso secundario para películas o series que no estén en línea, así como discos de consumo rápido. Una de las páginas más completas que conozco en este sentido, sin publicidad molesta y de actualización diaria, es Desde un lugar mejor.

– Para ver películas, ver próximo post sobre Películas Online. Si eres adicto a las series americanas y especialmente impaciente, recomiendo la descarga directa desde el blog de Darkville, subtitulada al día siguiente o a los dos días de su emisión en EE.UU. En particular, recomiendo las versiones de 100 megas que pueden descargarse en un sólo enlace, con buena calidad.

– Si consigues una cuenta de pago Premium en Rapidshare o Megaupload, tú página definitivamente es vagos.es.

– Para lo que no encuentres en ningún lado, Emule.

– Para subtítulos de series recientes, Wikisubtitles. Para el resto de subtítulos, Subdivx.

4 respuestas a Breve historia de las descargas

  1. Antonio dice:

    Creo que se te ha olvidado un clásico que fue el inmediato substituto del Napster: el Audiogalaxy, era infinitamente mejor, de hecho recuerdo que con el audiogalaxy conseguí bajarme lo que no podía con el napster, las mejores canciones de José Luis Perales.

  2. crysalid dice:

    Yo por la época de Napster malvivía de una conexión a pedales, jeje. El Napster lo probé cuando ya estaba cerrando el chiringuito, y de ahí pasé a Edonkey y Kaaza. En cualquier caso, gracias por el aporte.

  3. […] Por otro lado, estos espacios son más ágiles que las acciones que intentan controlarlos. Mientras una ley recorre todo el camino necesario para hacerse efectiva, el espacio público equivalente sigue funcionando y tiene la capacidad y el tiempo de mutar en otra forma que la ley represiva ya no puede parar. Pensemos en la historia de las descargas. […]

  4. mini dice:

    esta bien pero no todas estas paginas se siguen utilizando habitualmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: